Inicio » Estudios_investigaci » Reporte de Mercado: Material Auxiliar de Flotación y juguetes acuáticos

Reporte de Mercado: Material Auxiliar de Flotación y juguetes acuáticos

La flotación es uno de los factores más importantes en el aprendizaje de la natación y la familiarización con el medio acuático. En la actualidad para ayudar en este proceso se utilizan materiales auxiliares de flotación junto con algunos tipos de juguetes acuáticos, con el fin de estimular el aprendizaje. Para el adulto que supervisa estas actividades, es importante diferenciar las distintas categorías, debido a los riesgos que cada una conlleva.

En esta ocasión, los invitamos a explorar el mundo de los materiales auxiliares de flotación y con mayor detalle, los juguetes acuáticos, con el fin de explicar las diferencias entre ellos y orientar a los consumidores en la elección de compra


Chalecos salvavidas certificados

Son los que entregan una protección segura, ya que estos están diseñados para que el usuario flote sobre su espalda y mantenga la cara fuera del agua, evitando ahogamientos. Esto último es esencial para la protección de los niños en actividades acuáticas, sean estas en piscinas, aguas recreacionales continentales superficiales o aguas marinas.

El uso de chalecos salvavidas requiere de un grado de expertise del usuario en el agua para su uso y es utilizado como elemento de seguridad en actividades acuáticas.

En Chile, la Dirección General de Territorio Maritimo y de Marina Mercante de la Armada de Chile (DIRECTEMAR), su Departamento de Deportes Náuticos de la Dirección de Intereses Marítimos y Medioambiente acuático (DIRINMAR) regula y fiscaliza estos elementos, de acuerdo a la circular de la dirección general del territorio marítimo y de marina mercante, ord. n° A-41/014.

Según, la circular antes mencionada los chalecos salvavidas deben cumplir con varios requisitos, entre los que destacamos:

  • Deben ser de tallas o ajustables para ser utilizadas por toda la tripulación.
  •  Corresponder al tipo de navegación autorizada para la embarcación.
  • Estar autorizados por la Autoridad Marítima o certificados bajo la Norma Internacional ISO 12402
  • Incorporar silbato de llamado.


Material auxiliar de flotación

corresponde a dispositivos que nos proporcionan cierto grado de flotabilidad cuando se esta aprendiendo a nadar y en ningún caso se deben considerar como elemento salvavidas, ya que existe el peligro de que puedan sufrir algún daño, tales como que se desinflen o pinchen. En el mercado actual, existen algunos de estos productos que inducen a engaño al consumidor, publicitándose como elementos de seguridad, no cumpliendo con el reglamento y/o normativa vigente. El material auxiliar para flotación se utiliza en aguas poco profundas, tales como flotadores para ser usados en brazos y chalecos tipo salvavidas.

Juguetes acuáticos

están diseñados para entretención acuática, inflable o no, que solo sirve para ayudar al niño a permanecer en la superficie de aguas poco profundas y que en ningún caso reemplaza o puede ser utilizado como salvavidas
Tanto el material auxiliar de flotación como los juguetes acuáticos se utilizan erróneamente por los usuarios en el mar, sin embargo, no estan diseñados para adquirir flotabilidad con el arrastre de las olas o marea, sino que en aguas calmas como las de una piscina.



En el mercado actual existe amplia gama de material auxiliar de flotación y juguetes acuáticos inflables, como por ejemplos: alitas, botes, chalecos, motos de agua, figuras de animales, anillos simples y dobles, camas, entre otros, la mayoría con caracteristicas de inflables .



Es  importante tomar en consideración las diferencias entre los chalecos salvavidas certificados, material auxiliar de flotación y/o juguetes acuáticos al momento de la compra, considerando como primordial la seguridad de los niños (as)  por encima de todo. De esta forma y para orientar a los usuarios sobre los aspectos de seguridad al momento de comprar un producto para ser utilizado en el agua, les entregamos la siguiente información de utilidad.

 

Riesgos relacionados al uso materiales auxiliares de flotación y juguetes acuáticos inflables

Existen posibles riesgos derivados del uso de este tipo de productos y que se deben tener en cuenta a la hora de utilizarlos, a continuación se detallan algunos de ellos:


Datos de accidentabilidad e incidentes

En Chile no hay una base de datos de accidentes específicamente vinculada a estos productos. Sin embargo, de acuerdo al Ministerio de Salud, durante los últimos años en promedio han fallecido 340 personas en accidentes acuáticos. Así, según las cifras, el sexo masculino protagoniza la mayor cantidad de muertes, en un rango que oscila entre el 85% y 90% del total.

En materia de alertas de seguridad, en EEUU y Australia se han generado una serie de recalls con productos como: flotadores inflables de distintos modelos y marcas, y flotadores de cuello para bebé. Los que presentaron fallas de correas, fugas de aire por ende riesgo de ahogamiento, y en otros casos por deficiencias en el marcado que podrían derivar en riesgos en el uso. También en Chile, durante el año 2014, el SERNAC emitió una alerta de seguridad para chalecos flotadores infantiles, debido a un problema de fabricación que afectaba la flotabilidad del producto: VER ALERTA

Por su parte, la Secretaria Regional Ministerial de Salud (SEREMI) en el año 2019 retiró del mercado 3.000 productos inflables por tener rótulo en inglés o chino. La fiscalización implicó revisar que los productos acuáticos inflables contaran con válvulas anti retornos, tapones adheridos y firmes y con el etiquetado exigido por normativa (D.S. Nº114/05, MINSAL, Reglamento sobre seguridad de los juguetes).

 

Datos del Estudio

Muestra

La muestra estuvo constituida por 36 productos de material auxiliar de flotación y juguetes acuáticos, adquiridos en diversos sectores de la región Metropolitana, basados en criterios de mayor presencia de marcas, frecuencia y accesibilidad.

Resultados de análisis de rotulación

Desde el punto de vista del tipo de producto y del marco legal y normativo chileno, tanto el material auxiliar de flotación como los juguetes acuáticos inflables se consideran juguetes por lo que para analizar su rotulación se deben aplicar los requisitos establecidos en Decreto Supremo N°114/05 del Ministerio de Salud: Reglamento sobre Seguridad de los Juguetes.

El promedio de cumplimiento es de 74,7%, de la muestra estudiada 21 productos presentan un cumplimiento sobre el promedio y 11 productos bajo este. Además, 13 productos presentan un cumplimiento del 100%.

Por otra parte, los productos con menor cumplimiento van desde 0% (2 productos) que no tienen nada de rotulación, 3 productos en el rango de 9,1-27,3%, y 6 productos en el rango de 36,4-63,6%.

En resumen, 23 de las 36 muestras presentan al menos alguna deficiencia en materia de rotulación.

Las marcas con menor cumplimiento (menos de un 50%) son:


En particular, en cuanto a los criterios analizados, se detectó un alto incumplimiento en torno a los mensajes de seguridad, de advertencias y precauciones, lo que implica un riesgo en el uso de los productos.

Los mayores incumplimientos por criterio se muestran en la siguiente tabla:


Por su parte, el criterio con mayor cumplimiento fue:

País de origen del producto, con un 94,4% de cumplimiento, seguido por otros tales como “Leyenda o símbolo que indique la edad del usuario recomendada por el fabricante”, con un 83,3% de cumplimiento.

Relación precio versus cumplimiento

El precio de éste tipo de productos oscila entre $1.000 y $16.990, dependiendo del tipo de producto y la complejidad de su diseño.

Sin embargo, no existe una relación directa entre el precio y nivel de cumplimiento, sino sólo en casos aislados y no es una tendencia de la muestra completa.


Conclusiones

 

  • Los juguetes inflables acuáticos (de cualquier tipo) y el material auxiliar de flotación nunca pueden ser usados como reemplazo de la supervisión de un adulto, ni tampoco como elementos de seguridad o salvavidas
  • Los bajos precios tanto en la compra on-line como en el comercio local, los convierte en productos muy accesibles y de fácil reemplazo.
  • El desconocimiento de los consumidores de que no son productos salvavidas, supone un grado de desprotección, entregando una sensación de falsa seguridad. Estos son productos que deben ser usado bajo la vigilancia activa de un adulto.
  • La ausencia de información, o en idioma distinto al español, una identidad de producto confusa, y deficiencias en la legibilidad, influye en que la información que se pretende entregar, sea entendida adecuadamente, constituyendo una brecha para el consumidor.
  • Indicaciones tales como precauciones de uso y advertencias, debieran disponerse en forma destacada, puesto que un uso inadecuado del producto representa una fuente de riesgo para los consumidores, por un posible mal uso.
  • Es sumamente necesario que los consumidores lean la información de los productos, con el fin de informarse sobre las advertencias, precauciones, consejos e instrucciones de uso, y para ello, ésta debe ser provista de manera completa y clara, que prefieran el comercio establecido, y que no adquieran productos con escasa información, lo que supone una fuente de riesgo.

DESCARGAR ESTUDIO COMPLETO

 

 

NOTICIA RELACIONADA