Inicio » ¿Qué es Seguridad de Productos?

¿Qué es Seguridad de Productos?

La Seguridad de Productos es una arista del derecho a la seguridad en el consumo y supone que todos los productos que se comercializan en el mercado deben ser seguros, esto es, no presenten riesgos o presente únicamente riesgos mínimos compatibles con el uso del producto y por lo tanto, estén libre de riesgos inadmisibles.

La seguridad de un producto estará dada por las características del producto en sí mismo (su diseño, componentes, composición, formas, envase, etc), así como por las condiciones de uso (contexto, tipo de consumidor, interacción con el producto, mantenciones, etc) y la información y advertencias que contenga.

La globalización y la libre circulación de mercancías, complejizan y relevan la importancia de este tema en los países.

Seguridad de productos y globalización

En el  mundo global,  los mercados y las economías – en tanto avanzan en su desarrollo – deben enfrentar  como consecuencia  un esquema que pone en  contacto de manera directa a todos los puntos del planeta en cadenas de suministro crecientemente complejas y expansivas, cuyos actores –además de dispersos – tienen diferentes responsabilidades respecto de la seguridad de los productos que diseñan, fabrican, importan o venden.

mundo global

En términos prácticos,  el  escenario global implica que  un proveedor que antes fabricaba sus productos en uno o dos puntos de su propio país y los vendía en distintas partes del mundo, hoy tiene sus fábrica en distintos países y que los productos son fabricados con distintas partes, piezas y componentes, cada una de distintas fábricas del orbe y que pudiesen presentar alguna vez algún defecto de seguridad, y además que esos producto deben llegar a distintos mercados, con una diversidad de culturas, climas, idiomas, etc.

En esa realidad, la distribución de productos se lleva a cabo en un marco que no encuentra en los esquemas tradicionales de protección la solución de los peligros provenientes del consumo de productos inseguros, lo que se agrava con la gran disparidad existente entre los distintos marcos regulatorios.

Es por ello que la seguridad de productos debe entenderse en su globalidad, que desde el lado de las agencias de protección al consumidor no sólo involucran hoy a las características intrínsecas de los productos, sino además al comportamiento y vulnerabilidades de los consumidores en su interacción con éstos, así también la evolución de la ciencia y los aspectos emergentes en razón de nuevos productos y evolución del mercado y sus actores.

En particular, en esta página usted encontrará diferentes informaciones relativas a la seguridad de productos no alimenticios, además de noticias y recomendaciones para su cuidado y el de su familia.

Algunos conceptos claves que cada consumidor/a debiese tener en cuenta:

conceptos

Resumiendo, al hablar de la seguridad de productos se deben considerar al menos 3 variables principales:

1. El producto propiamente tal (sus características intrínsecas)

2. Interacción de los consumidores o usuarios/as con el producto

3. El entorno en el que se utilizará el producto (características geográficas, socio-culturales, etc.)

En Seguridad el riesgo «0» no existe, pero disminuir al máximo los efectos adversos asociados a un producto, es tarea de todos.